Novena – San Juan Pablo II

Novena a San Juan Pablo II

por las familias

Por la Mg. Magdalena Estevez Pía

Te pedimos Señor, por intercesión de San Juan Pablo II, por todas las familias del mundo.
Te pedimos que protejas esta valiosísima institución natural que da vida a la sociedad.
La familia hoy está siendo atacada, perseguida y quebrada por la contracultura del egoísmo y de la muerte.
Fortalece a los miembros de las familias, para que tengan actitud de servicio y de entrega generosa entre sí.
Haz que la familia sea un sagrario de la Vida, donde se eduque a los hijos en la Fe y en el Amor, siendo verdadera escuela que humanidad.
Dona al mundo nuevas y santas familias, que inspiren con su ejemplo de vida cotidiana a los más jóvenes, muchas veces perdidos y confundidos.
Te pedimos por tantas familias que están disgregadas, que atraviesan crisis, que llevan pesadas cruces o que están hundidas en la indiferencia y el hedonismo. Muéstrales el consuelo de tu amor y tu perdón.
Te pedimos también que sigas acompañando día a día a las familias que transitan el camino de santidad que preparaste para ellas, mantenlas en tu fidelidad.
Te pedimos por los gobiernos y poderes mundiales, para que se conviertan a la Verdad de tu Palabra y con sus políticas apoyen y fomenten la cultura de la familia y de la vida.
Finalmente, te damos gracias Señor por el don de la familia con que humanizas al mundo y lo haces habitable, un don tan bueno que lo elegiste para encarnarte y hacerte hombre en la Sagrada Familia de Nazareth. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

San Juan Pablo II, ruega por nosotros.

 

Te pedimos Señor, por intercesión de San Juan Pablo II, por todos los esposos. Que sean signo visible de tu amor entre nosotros y fiel reflejo de la unión de Cristo y la Iglesia. Te damos gracias por los nuevos esposos y por los que llevan ya muchos años unidos en tu amor. Te damos gracias por los esposos fieles que intentan vivir el camino a la santidad cada día. A su vez, te pedimos por los esposos que atraviesan crisis y que cargan con pesadas cruces. Da a todos tu misericordia y consuelo.
Te damos gracias, finalmente, por el don de la vocación al matrimonio en el hombre y la mujer y te pedimos por más y nuevos matrimonios santos. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

San Juan Pablo II, ruega por nosotros.

 

Te pedimos Señor, por intercesión de San Juan Pablo II, por los hijos. Que los padres puedan ver en ellos un don gratuito y precioso de tu providencia. Que nunca sean tratados como objetos de satisfacción sino como personas únicas amadas por sí mismas.
Te pedimos señor por los niños, que sean acogidos en una sociedad que los comprenda y respete. Que sean educados con un corazón puro capaz de verte.
Te pedimos por los jóvenes, que puedan conocer tu amor y sean incentivados a seguirte por el camino de la santidad que has elegido para cada uno.
Te pedimos por los hijos que desde el seno materno fueron rechazados por este mundo, para que sean recibidos por tu infinita misericordia en el Cielo.
Finalmente, te agradecemos Señor por el don de la fecundidad con que bendices a cada matrimonio, entendida ésta con un sentido completo según tu plan de salvación para cada uno de ellos. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

San Juan Pablo II, ruega por nosotros.

 

 

Te pedimos Señor, por intercesión de San Juan Pablo II, por todos los niños que se encuentran en el seno materno.
Te pedimos por sus padres, para que sepan acogerlos en su corazón y en sus brazos con amor, más allá de las circunstancias adversas.
Te pedimos por la sociedad, para que sepa cuidar y respetar el valor de la vida que crece en lo secreto y trabaje por una cultura de la vida.
Te pedimos por aquellas personas, familias y agentes de salud que atentan directa e indirectamente contra la vida naciente llevándola a su fin en este mundo. Que puedan convertirse a tu amor y arrepentirse del mal que han hecho.
Te pedimos, por los bebés que mueren antes de nacer, que los acojas en tu infinita misericordia.
Finalmente, te agradecemos Señor, por el don de la vida con que bendices a tu Creación y por cada niño que nace y trae una promesa al mundo. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

San Juan Pablo II, ruega por nosotros.

 

Te pedimos Señor, por intercesión de San Juan Pablo II, por todos los padres de familia.
Te pedimos que los ayudes a amar, cuidar y educar a sus hijos en tu presencia, así como lo hizo San José con la Sagrada Familia de Nazareth.
Te pedimos que tengan salud para poder sostener sus hogares y un trabajo digno que los haga crecer no sólo en lo económico sino también en valores humanos y sociales. Que siempre tengan el pan en su mesa para alimentar a su familia y el pan de tu palabra para crecer en santidad. Que sepan educar a sus hijos por el camino recto de la virtud para llegar a vos.
Te pedimos Señor, por aquellos padres que atraviesan situaciones que les dificultan amar y cuidar a su familia, dejándola a veces en el abandono. Dales tu misericordia y sana sus males.
Finalmente, te damos gracias Señor, por todos los padres justos y buenos que donas al mundo. Sostenlos a ellos y a sus familias en tu Gracia y en tu Amor. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

San Juan Pablo II, ruega por nosotros.

 

Te pedimos, Señor, por intercesión de San Juan Pablo II por todas las madres.
Te pedimos que las sostengas en su vocación de acoger la vida, de protegerla y de darla a luz.
Dales salud y fortaleza física y espiritual para criar y educar a sus hijos por el camino de tus enseñanzas.
Que siempre tengan como modelo de mujer a la Santísima Virgen María, y que puedan decir «sí» a tu voluntad del modo como lo hizo ella con la vida de Jesús.
Te pedimos también por aquellas madres que atraviesan serias dificultades, ayúdalas a ser capaces de amar a su familia en toda circunstancia.
Te rogamos por las madres que tienen hijos esperándolas en el Cielo. Dales el consuelo de la esperanza en el reencuentro de la Eternidad.
Te pedimos por las madres que sin poder ejercer la maternidad biológica son fecundas a través de la maternidad adoptiva o espiritual.
Te agradecemos por todas las madres que ven en sus hijos el precioso don de tu amor y que, a su vez, se donan cada día en el servicio a ellos. Mantenlas en tu fidelidad y que sean siempre el corazón de sus hogares.
Finalmente, te damos gracias Señor por el don de la maternidad, con el cual bendices al mundo y le das a conocer la ternura de tu Amor. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

San Juan Pablo II, ruega por nosotros.

 

 

Te pedimos Señor, por intercesión de San Juan Pablo II, por todos los novios.
Te pedimos que les concedas la oportunidad de realizar un adecuado camino de preparación para el matrimonio. Que sea un tiempo de verdadero discernimiento sobre su vocación.
Que puedan conocer la grandeza de tu designio sobre el amor humano. Y que siendo así, acepten el plan de salvación que tienes preparado para ellos y se unan a tu proyecto.
Que conozcan la belleza de la pureza del amor en el noviazgo y se preparen para donarse de modo sincero e íntegro en el matrimonio.
Que sean concientes de la dignidad que implica el Sacramento que recibirán y de la responsabilidad y empeño que implica formar una familia.
También te pedimos que dones a la Iglesia novios comprometidos con la Fe y el Evangelio, capaces de ser santos matrimonios y de formar familias que sean verdaderas escuelas de humanidad para el mundo.
Finalmente, te agradecemos Señor por el don del amor entre el hombre y la mujer, a través del cual nos haces partícipes de tu Comunión y de tu Obra Creadora. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

San Juan Pablo II, ruega por nosotros.

 

Te pedimos Señor, por intercesión de San Juan Pablo II, por todas las personas que fueron llamadas por vos a la vida religiosa o consagrada.
Te rogamos que los sostengas en la fidelidad a tu Amor y la entrega cotidiana de su vocación.
Te pedimos por todas las congregaciones que son de clausura, para que con su incesante oración por el mundo entero sigan manteniendo encendido el fuego de la Fe.
Te pedimos por las congregaciones cuyo carisma es el apostolado en diversas áreas, ya sea educación, salud, pobreza, misión, trabajo. Dales la fuerza y el fervor para que sigan amándote cada día en el servicio a los hermanos.
Te pedimos por todos los laicos consagrados, quienes tienen la valentía de vivir como Cristo insertos en el mundo, llevando tu Palabra en variados ámbitos profesionales y sociales.
También te pedimos que dones a la sociedad familias que sean cunas de religiosos y consagrados. Que acepten con amor y entrega el llamado que haces a sus hijos y los acompañen en su vocación.
Finalmente, te damos gracias Señor, por el don de la vida religiosa y consagrada, por medio de la cual bendices y enriqueces a la Iglesia. Ellos son testimonio fiel de tu pureza, consuelo para los que sufren y luz para quienes están en la oscuridad. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

San Juan Pablo II, ruega por nosotros.

 

Señor te pedimos, por intercesión de San Juan Pablo II, por todos los sacerdotes.
Te pedimos que nos dones muchos y santos sacerdotes.
Te pedimos que los mantengas fieles a Tu llamado, constantes en la entrega cotidiana y fervientes en su ministerio.
Dales la fuerza para dejar todo para seguirte, que los pasos de Cristo sean sus pasos.
Que el centro de sus vidas sea Jesús y su amor y entrega a su Esposa la Iglesia.
Danos sacerdotes valientes, capaces de vivir la radicalidad del Evangelio y que inspiren con su testimonio nuevas vocaciones.
Que sean antorchas que iluminen la oscuridad del mundo con la luz de tu Palabra y que enciendan la Fe en los corazones.
Que sean verdaderos pescadores de hombres, que rescaten a las almas de las aguas tempestuosas para llevarlas a la calma de tu Barca.
Te pedimos pastores que den la vida por sus ovejas. Que no tengan miedo de anunciar al mundo la belleza de la Verdad que da Vida en abundancia.
Finalmente, te agradecemos Señor, por el don del Sacerdocio, a través del cual continúas tu obra salvífica y te haces presente de modo permanente en el sacrificio de la Eucaristía, haciéndote pan de Vida Eterna. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

San Juan Pablo II, ruega por nosotros.