Volvamos «al principio»

Reflexión A sobre: TDC 1 (5.9.1979)

Cardenal Karol Wojtyla en Pomfret, 1976

 

Pensemos por un momento la importancia de la indicación de Jesús: «volvamos al principio», al plan original de Dios para con el hombre. Así comienza el santo Padre Juan Pablo II las Catequesis sobre la Teología del Cuerpo.

Nuestro cuerpo tiene un lenguaje propio que nos invita a dirigir nuestra mirada y reflexión hacia Alguien que nos precede. El mismo cuerpo es sacramento de Dios para con el hombre. Aquel nos invita a pensar en que no somos nuestro propio inicio o comienzo, sino que debemos la existencia a Dios y a nuestros padres (procreadores).

Pensemos, por lo tanto, que este mismo cuerpo que mira al principio para entender su propio «funcionamiento», es el mismo con el cual nos donamos a los demás.

El mismo cuerpo, entonces, tiene un lenguaje que nos invita a reconocer a nuestro Creador y, a su vez, relacionarnos con el prójimo.

Recemos al Espíritu Santo para que nos permita volver nuestra mirada al principio, al plan de Dios, y confiar nuestro amor esponsal en sus manos para que lo renueve en su significado original.

Guido Alan Haase Espíndola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *